Julio Pereyra: “Intenten cambiar el mundo, antes de que el mundo los cambie a ustedes”

JULIO PEREYRA

Con un sector copado por estudiantes de escuelas secundarias de diferentes puntos de la provincia de Misiones, el Dr. Julio Pereyra–“el profe”, como prefiere que lo nombren- comenzó su conferencia magistral denominada “Una utopía posible: estudiar, un camino a los sueños”. Atentos, los estudiantes escucharon al reconocido profesor hacer un recorrido desde su propia experiencia personal para decantar en el mensaje que venía a dejarles a los jóvenes: estudiar nos lleva a cumplir nuestros sueños, y que como profesionales tenemos la responsabilidad social de aportar a nuestra comunidad.

Julio Pereyra participó por segundo año consecutivo en la Expo Posadas Ciudad Universitaria, organizada por la Agencia Universitaria de la Municipalidad de Posadas, que este año desarrolla su 4ta edición en la Av. Costanera, y ya contó con la visita de miles de estudiantes que vienen en búsqueda de información sobre las carreras con las que cuenta la ciudad

Pereyra es el primer integrante de su familia en obtener un título universitario, y ante la sorpresa de los asistentes, contó que en lo que lleva de formación académica obtuvo 16 títulos diferentes, y tiene un trastorno social denominado Asperger. Compartió esta vivencia con los estudiantes para que comprendieran que lo que muchos pueden considerar limitaciones, también puede ser un impulso para alcanzar metas. “Si fuera por mi y mi trayectoria todo el mundo me hubiera dicho que no hubiera podido estudiar nada, y que no hubiera llegado a ningún lado […] Una maestra salvó mi vida, y pasé de ser el niño que no sabía nada y era ‘enfermito’, a ser alguien que tiene 16 títulos, y sin embargo todos me decían que no iba a poder estudiar.”

“Elijan aquello que los haga felices por sobre lo que les haga ganar más dinero”, insistió Pereyra, quien interpelaba constantemente a los estudiantes y docentes que agendaron con antelación un lugar para su conferencia. “Ejerzan su profesión con conciencia, sabiendo porqué lo hacen, y con responsabilidad social; y, sobre todo, no olviden que el otro es una persona” finalizó.